Vías exclusivas telepeaje

Sólo admiten el pago con telepeaje por lo que son exclusivas para los usuarios, que dispongan de un dispositivo de telepeaje válido y correctamente colocado en el vehículo. Se pueden distinguir por la señalización previa a la llegada a la vía.

Vías de peaje - Solo telepeaje

La velocidad de paso a través de una vía de telepeaje está limitada, por razones de seguridad, a 20 km./h. El dispositivo de telepeaje indicará al usuario de que el pago ha sido realizado con la emisión de dos pitidos muy seguidos.

Cuando la vía está abierta, la señalización muestra simultáneamente la flecha verde y la señal de telepeaje obligatorio. En caso contrario se muestra un aspa roja.

Vías automáticas de todo tipo de pago

Son vías automáticas que permiten el pago con telepeaje, tarjeta o en metálico con todas las monedas, excepto las de 1c € y 2c €, y billetes de hasta 50 €, devolviendo el cambio correspondiente.

Estas vías disponen de un botón de ayuda que, mediante su pulsación, comunica al usuario con un gestor que estará a su disposición para colaborar, informar y ayudarle durante el pago del peaje.

Vías de peaje - Todo pago

Vías de peaje - Vía manual

Vías manuales

Son vías atendidas por personal de la autopista, y permiten al pago con telepeaje, tarjeta o en metálico para todo tipo de vehículos.

Vías de entrada

Se trata de vías colocadas en las entradas a la autopista, en las que se entrega un ticket al usuario para acreditar posteriormente a la salida el lugar en el que se ha entrado a la autopista. En caso de que el vehículo vaya equipado con telepeaje, se grabará la información correspondiente a la entrada en el dispositivo de telepeaje, evitando así la necesidad de recoger un ticket (la vía no lo dispensa).

En estos casos el dispositivo de telepeaje informa al usuario mediante un único pitido, y el semáforo se pone en verde.

En el caso de que la vía detecte alguna anomalía en el dispositivo del telepeaje, o que éste no haya sido correctamente detectado, el semáforo permanecerá en rojo y el dispositivo informará al usuario con la emisión de tres pitidos muy seguidos o con la ausencia de cualquier pitido según se trate de uno u otro caso respectivamente. Cuando esto suceda el usuario deberá detenerse y recoger el ticket que habrá dispensado la vía.